El Proceso Creativo

blob-article

El proceso creativo comienza con un deseo de representar, tras estar observando y maravillándose de este mundo y su belleza, ciertas situaciones o paisajes u objetos, llegan a atraer tal energía que piden ser pintados. Ese entonces que tener a la mano pinceles y hojas, como el escritor a su pluma, ayuda a manifestar aquello que surgió como un impulso de energía amorosa hacia aquello que habrá de representarse.

Que lo que deje en este mundo sea bello, que lo que deje en este mundo inspire a Ser... y comienza el momento de meditación, de mantra resonando las vibraciones altas, de memorias de luz, de imágenes de cuadros pasados, se acelera la mente, el corazón, la infinitud frente a un lienzo, los tiempos simultáneos; ¿qué pinté?, ¿qué estoy trazando, que saldrá de este día? Y después, Paz,... un estado de confianza en que saldrá lo que haya de salir, como si en ese momento perdiera el control de toda esa avalancha de ideas y sentimientos, se acallarán la voces de los cuadros y teorías de otros pintores de la historia y se detuviera el tiempo en el ahora. Aquí ya no se escucha el exterior, se une el mantra al lienzo, a la pincelada , a la respiración; se une La Paz a la confianza y al disfrute. Se alienta el tiempo, se disfruta daca pincelada, se viaja del macro del cuadro y de la vida, al micro de una gota detenida en el instante y plasmada en el lienzo. Entra el asombro, agradecimiento a quien inventó las pinturas, los lienzos, los pinceles, y sobretodo a la capacidad de crear, a la energía de poder construir algo que no existía. El placer de crear , de saber que momentos después ya existirá.

El proceso es rápido, entre las reacciones de la química de las pinturas, la interacción con el pigmento, el agua, el aceite, las lacas, los alcoholes evaporándose.... todo allí, unidos en una unión producto de mi historia. Si no hubiera trabajado en una constructora, no hubiera conocido los pigmentos de madera ni las texturas de muros, ni las marmolinas, ni las tintas al alcohol. Si no hubiera escuchado a mi abuela sobre la emoción de ver una pintura entre tantas postales de museos y sus historias de viajes a a países lejanos que ella consideraba bellos, si no hubiera sido mi actividad favorita de niña el dibujar,... si no hubiera aprendido a meditar, conocido a los yoguis, a los Maestros Espirituales, deseado conectarme a la Energía Divina,.. la Flor de la Vida Merkaba, catolicismo,hinduismo, budismo, cristianismo, islamismo, si no me hubiera enamorado del Nilo y sus estrellas cintileantes diurnas, si el Nilo no se hubiera enamorado del Sol, ni Horus, ni la arena del desierto tendrían sentido. Si no hubiera escuchado el canto del musulman en Ramadán, si no hubiera entrado al Potala con los Bodistavas , si no hubiera subido a la cueva de los Himalayas de Mahavatar Babaji, sino... nada de estas pinceladas existirían, nada de los temas que me fascinan se verían plasmados en los lienzos de mi estudio..., soy lo que soy, y me voy conociendo en ese viajar de mi Ser.

Vivo en este mundo y amo tanto el viajar como viajo en la meditación. Soy lo que soy y me voy descubriendo a través del ser de otros, expandiendo mi ser a el ser de otros. Soy ciudadana del mundo y más allá, un alma encantada con el aire del viento y el azul del cielo, con la magia de las culturas y la sacral idas de las religiones. Con la fascinación por la energía del amanecer y de la Luz, con la viso?n desde la rueda de la vida,una y otra vez, girando hacia su infinito andar. Por eso veo diferente, por eso cambio mi visión, viviendo mil vidas en una, sinitiéndo, mil formas de amar la vida, y deseando plasmar esas mil formas para compartirlas con la infinitud. Cada meditación es una pintura etérica, cada pintura eterica es un peldaño de vibración que desea comunicarse a través de la visión y plasmarse en la materia. Cuando se que la vibraciónn es alta, más me emociona el plasmar, pues se que con la sola pincelada el observador se conectará consciente o inconscientemente con su alma en mayores vibraciones.